¿A qué huelen las cosas que sí huelen?


Bueno, qué tontería, estaba pensando en que como ahora llega el buen tiempo y nos despojamos de ropas como si fuesemos Hulk, quizá sería un buen momento para hablar y también dar unos consejillos para evitar “comerse” los olores de la gente. Luego he pensado que qué más da si es verano, invierno, otoño o primavera, si los olores son como los helados, de un tiempo a esta parte están presentes todo el año.

Pues sea la estación que sea, sea el transporte que sea o sea el lugar que sea nunca está demás tener guardado un as en la manga por si acaso en algún momento nos toca enfrentarnos a algunos olores, por decirlo de alguna manera suave, poco agradables.

Así que aquí van unos truquitos just in case:

  1. Llevar siempre un bote de unos 75 ml. de colonia de bebé. Nunca falla, como tiene un olor tan tierno puedes sacarlo en cualquier momento y pulverizar a tu alrededor a lo loco. Si alguien te pregunta o te mira extrañado puedes decirle que echas de menos a tu pequeñín…. Cuando en realidad lo que pasa es que estás a punto de fallecer asfixiado por el olor que te rodea.
  2. Si es invierno puedes taparte con la bufanda hasta las cejas. Tose un poquito y pasarás por un pobre que tiene un catarro del tres.
  3. En relación a la anterior, con un poco de suerte la gente a tu alrededor saldrá pitando pues no hay nada más pegadizo que un buen constipado. Incluso puede que el foco del olor huya despavorido al no querer contagiarse.

    Olores

    Foto: https://goo.gl/rnoyv8

  4. Aguantar la respiración, total entre estación y estación hay entre 1-2 minutos. ¡Vamos, que tú puedes!
  5. Fingir que tienes alergia y tienes que taparte la nariz para no ponerte a estornudar. Si optas por esta opción tienes que entrecerrar los ojos y restregártelos un poco para darle credibilidad al asunto.
  6. Hacerte el dormido apoyando tus dedos índice y pulgar de la mano en tu nariz, si puede ser tapando los dos orificios nasales. Maneras más raras se han visto de dormir ¿no?
  7. Cambiarte de sitio,  esta la dejamos como última opción porque es la más fácil aunque no siempre es posible, porque si en el tren, metro, autobús o calle hay mucha gente, tendrás que atravesar una gran multitud que probablemente está pensando lo mismo que tu: ¡huir!
Olores de las nubes

8. Piensa en el olor de las Nubes. Foto: https://goo.gl/7vkzz0

Fuera de bromas y con todo el respeto ya que es algo que nos puede pasar a todos en algún momento puntual. Hay días en los que la pituitaria está más sensible y detecta los olores de todo y de todos. Por el bien común y por el propio, llevemos siempre un bote de colonia en el bolso o bolsillo o una bufanda tamaño industrial, sea invierno o verano.

¡Seguiremos navegando!¡Gracias por leer! :)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR