Si te gusta lo diferente, te gustará Amanda Palmer

Amanda Palmer


Hay artistas con tanta personalidad y tan difíciles de etiquetar que se les hace tremendamente difícil acceder al gran público aunque lo merecen. El tipo de música que Amanda Palmer realiza, tanto con su primera banda The Dresden Dolls como en solitario, es una mezcla entre cabaret y punk. Sí, suena rarete de pelotas, incluso ella misma reconoce que no es un tipo de música para todos los públicos. Tiene un algo diferente que, en mi opinión, lo convierte en auténtico indie y no esa guarrería hipster que tocan una y otra vez un montón de modernos que de repente han decidido dejarse barba y comprarse un ukelele. Y sus canciones de desamor son… (L)

Amanda toca el piano pero no es una música excelente. No fue a ninguna escuela, le enseñó su madre. Sin embargo, como letrista se merece ovaciones. No tanto porque escriba cosas preciosas, que lo hace, sino porque es una auténtica filósofa, con un montón de ideas propias sobre como debe funcionar el mundo. Te hace pensar.

Personalmente, su concepto sobre feminismo me parece el justo y necesario. Las mujeres no necesitamos ser rescatadas. Las mujeres sólo somos personas, como los hombres, y nos diferenciamos por lo que tenemos entre las piernas igual que dos hombres se diferencian en que uno es calvo y otro no. Critica mucho la presión a la que nos autosometemos por ser esa imagen de la perfección que se espera de nosotras, y nos convertimos en alguien estresado e insatisfecho que al final lo intenta todo y nunca llega al 100% a nada. Porque si eres mujer sabes que es verdad, siempre se nos juzga por absolutamente todo lo que hacemos: la maternidad, el trabajo, nuestro físico. Es muy cansado dar siempre el extra en todo.

La vida de Amanda es muy peculiar. Está licenciada en Filosofía y letras, y durante años se ganó la vida como mimo. En su juventud estuvo muy vinculada al mundo de la interpretación y siempre incluye actores en sus actuaciones en directo. No se depila, viste a su manera, se maquilla de una forma super peculiar y apenas se peina. Su pareja es Neil Gaiman, escritor y autor de la famosa serie de comics The Sandman, con el que está esperando un bebé en estos momentos. Como artista es muy muy respetada. Tiene 1 millón de seguidores en Twitter a lo largo y ancho de este mundo. Sus conciertos son espectaculares, en ellos interacciona mucho con el público.

Amanda Palmer Neil Gaiman

El arte de pedir - Amanda Palmer

Fuente: www.flickr.com

Lo que realmente hizo conocida a Amanda Palmer y la convirtió en institución son sus teorías económicas sobre como debe funcionar la industria musical en la nueva era digital. Es una de las pioneras y firme defensora del crowdfunding. De hecho, en su momento batió el record recaudando 1,2 millones de dolares para grabar un disco, después de que una discográfica pasara de ella por vender sólo 25.000 discos. El vídeo sobre su participación en el programa TED (os dejo versión en español abajo), dónde cuenta sus inicios y sus ideas al respecto, tiene más de 3,5 millones de visitas en Youtube. De este viral nació un libro, El arte de pedir (Turner 2015), publicado recientemente y donde cuenta con un estilo autobiográfico todo esto con mucha más calma. No profundizo porque de verdad que merece mucho la pena ver el vídeo.

Creo que se nota que este artículo está escrito muy poco profesionalmente por una fan muy grupie y me da igual XD. Ella se lo merece. Es una artista a la que no le encuentro ni una sola pega: los valores que representan me parecen excelentes y vive en consecuencia con lo que defiende. Me ha aportado tanto en la vida que de mayor quiero ser como ella. Y créeme, a partir de ahora tu también querrás.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR