El ayahuasca, la droga de los chamanes

ayahuasca Fuente: fessell810 / Foter / CC BY


Todos hemos escuchado alguna vez hablar del ayahuasca de pasada. Su nombre suena a selva, a chamanes, a magia, a ritos así como de película pero, ¿sabemos realmente en qué consiste? ¿Cuánto hay de leyenda y cuánto de realidad?

Básicamente, el ayahuasca, también conocido como yagé, es un brebaje que te hace alucinar. De origen vegetal, es famoso por el uso que le dan los chamanes que viven en el Amazonas para expandir la mente. Ha sido así durante siglos y lo sigue siendo. De hecho, su uso es completamente legal. Muchos turistas occidentales que recorren la selva, mochila al hombro, han participado en alguno de estos ritos. Cuándo vuelven a sus casas, cuentan historias de hechiceros y de tocar las estrellas con los dedos. Todo muy místico. Así es como se ha creado la leyenda alrededor de esta droga.

Ayahuasca

Fuente: wikipedia

Poniéndonos técnicos, el ayahuasca no es muy diferente al LSD o sustancias similares. Se produce cociendo una liana (igual por eso le gustaban tanto a Tarzán, pillín) llamada Banisteriopsis caapi junto con una planta llamada por los locales chacruna (Psychotria viridis). La pócima resultante contiene DMT (dimetiltriptamina), una sustancia muy psicodélica que algunos mamíferos producimos en muy pequeñas cantidades de manera natural, ya que se han encontrado restos en la orina y en el cerebro. Algunos científicos sostienen que probablemente sea el culpable de la fantasía dentro de los sueños o de las experiencias cercanas a la muerte en las que la gente ve cosas extrañas (una luz, tu vida pasar por tu cabeza, etc.)

Ayahuasca

Fuente: www.saschagrabow.com / Foter / CC BY-SA

La gente que lo ha probado afirma que es una experiencia muy diferente. Fragmentos de tu vida circulan por tu mente junto con figuras geométricas, animales y demás cosas extrañas. Cambia la percepción de los olores, los sonidos, la visión y el tacto. El miedo y la ansiedad desaparecen. Tus sentimientos y afectividad se modifica. Tu mente se expande y tienes la sensación de que estás más lucido y más creativo. Y ante todo reflexionas, sobre tu vida, sobre tu mundo, sobre el universo. Buscas respuestas.

Ahora veamos aspectos más prácticos. El sabor el horroroso. Sus efectos son tan fuertes que muchas personas se pasan 4 o 5 horas sin parar de vomitar. Se sabe de gente que incluso ha muerto, aunque es cierto que los niveles de DMT son tan bajos que su toxicidad es mínima. Sin embargo, en algunos centros se usa el ayahuasca en el tratamiento de drogodependientes o como ingrediente en medicamentos contra la depresión. Supongo que es una cuestión de darle un uso responsable y tener cuidado con las cantidades y la manera de tomarlo. Y tú, ¿te has planteado probar el ayahuasca?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR