Bebidas detox: te limpian por dentro y te embellecen por fuera

licuados detox


Lo que comemos y bebemos, como todo en la vida, depende de modas. Los alimentos light en los 90, la dieta mediterránea en el 2000, la muerte de los hidratos de carbono… La última tendencia en vida sana son las bebidas detox: licuados llenos de vitaminas y minerales que nos ayudan a limpiar y desintoxicar nuestro organismo y a bajar de peso. Si te lo preguntas sí, funcionan, más que nada por sentido común. En un sólo vaso se concentran varias frutas y verduras crudas: alimentos naturales, sanos y bajos en calorías, con un montón de fibra y agua y nutrientes que no han sido degradados con el calor de la cocción u otros procesos. Además, sorprendentemente no saben nada mal, aunque a veces tienen unos colores que parecen traídos de otro mundo XD.

Para comenzar, es necesario tener un kit básico del licuado. Lo primordial es la batidora. Las mejores son las conocidas como batidoras americanas, con la potencia suficiente como para poder triturar alimentos un poco duros como las zanahorias crudas. Tienen la ventaja de que los vasos suelen ser grandes, así que se pueden preparar cantidades grandes, y como son independientes del motor se pueden meter en el lavavajillas (aunque seguro que más de uno se echa las manos a la cabeza cuando lea esto).

Otra cosa básica para realizar los licuados, a parte de frutas y verduras frescas obviamente, es algún endulzante natural para mejorar el sabor. No tiene sentido utilizar edulcorantes como el aspartamo  o azucares refinados porque la idea es consumir un preparado completamente natural que sólo nos aporte cosas buenas. Se puede usar miel, dátiles o sirope de ágave si no te importan las calorías. La stevia es tu opción si prefieres un edulcorante. Es completamente natural, aunque su sabor no es tan parecido al azúcar como los edulcorantes industriales y es más caro.

Es recomendable trocear las frutas y verduras, sobre todo las que son más duras, pues sino te puedes encontrar con algún tropezón que otro. Siempre hay que añadir algo de líquido, ya sea agua, leche o zumo, ya que la fruta triturada suele quedar algo espesa. Si te gustan las bebidas frías, puedes añadir hielo en vez de agua o congelar la fruta troceada (y te saldrá un magnífico smothie, tan de moda últimamente). Y creo que ya está.

Probarlo, de verdad. Notareis una gran diferencia en vuestro pelo, vuestra piel, en las uñas. Los licuados son un chute de vitaminas que te llena de energía, además los alimentos no procesados mejoran las digestiones. Su consumo combate dolores y enfermedades, así nos evitamos tomar demasiados medicamentos. En un vaso te caben unas tres piezas de fruta, algo muy interesante si te da pereza comerla. Incluso te cambia el humor. Para que empecéis a investigar, os dejamos algunos vídeos con recetas de licuados.

 

https://youtu.be/piiNAWe9gN0

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR