¿Qué le pasa a tu cerebro durante la menstruación?


MenstruaciónAunque nos siente como una patada en la boca que nos pregunten si estamos con la regla cuando tenemos el día atravesado, lo cierto es que los cambios hormonales que sufre nuestro cuerpo por culpa del ciclo menstrual sí que afectan a nuestro estado de ánimo. Es así, asumidlo. No es que estemos locas, es que la madre naturaleza nos boikotea para que lo parezcamos. Aunque como descubriremos más abajo, no es cierto que nos pongamos de mal humor cuando estamos en esos días. Y sí, yo también odio expresiones como “esos días”o “problemas de chicas”, pero intento ser una periodista seria hablando de cosas serias (aunque a veces me cueste un poco XD)

Antes de meternos en materia, un par de apuntes. Supongo que todas estamos más o menos familiarizadas con el ciclo menstrual. Si no, os lo resumo. Dura 28 días normalmente y comienza cuando nos viene la regla. Del día 1 al 14 nuestro cuerpo se peta de estrógenos hasta que liberamos un óvulo, que viaja por nuestras trompas de Falopio en busca de un apuesto espermatozoide. Del 15 al 28 un montón de progesterona nos hincha, deprime y cabrea hasta que comienza la nueva regla y con ella el nuevo ciclo, siempre y cuando no estemos embarazadas.

Pues bien, a diferencia de lo que muchos piensan, el momento en el que nos sentimos más raritas emocional y físicamente es antes de que comience el periodo y no durante, en lo que se conoce como el síndrome premenstrual. La progesterona, esa pedazo de hija de puta, nos hace retener líquidos y tener problemas de apetito y estreñimiento, nos angustia y nos deprime. Nos convierte en alguien gordo y triste que no nos gusta. Por eso es recomendable practicar mucho ejercicio en esta etapa, sobre todo la última semana. Necesitamos disparar nuestras endorfinas para sentirnos seres humanos felices y relajados.

¿Qué pasa cuando nos vienes la regla? Pues según un reciente artículo de la revista Muy Interesante, es nuestra mejor etapa del mes. Como lo leéis. Los estrógenos, que se disparan en este momento del ciclo, están directamente relacionados con la sensación de bienestar emocional de la mujer. Propician la segregación de endorfinas, que arrastran cualquier rastro depresivo del síndorme premenstrual. Además, los estrógenos aumentan nuestra memoria a corto plazo y nuestra capacidad de decisión, por lo que somos menos impulsivas.

Otra cosa que probablemente no sabías es que los dolores menstruales provocan variaciones en la estructura del cerebro, lo que puede alterar los procesos cognitivos e influir en nuestra afectividad. Lo qué sí habrás notado es que estás bastante más salida de lo normal. Dicho finamente, tu líbido se dispara y tienes mayor facilidad para alcanzar el orgasmo. Estás más relajada, con más ganas de querer y de que te quieran. Pero es todo mentira, es tu cuerpo liberando óvulos que quiere que te aparees y te reproduzcas. Sucio traidor. Además, como liberas los líquidos retenidos, estás más delgada, así que te sube el autoestima.

Pussy riot

En definitiva, la próxima vez que te pregunten si estás con la regla cuando estás más borde de lo normal, contéstales que más quisieran ellos, que son los días en los que más adorable, guapa y simpática te sientes. Y de mi parte les deseas un dolor de huevos parecido a una dismenorrea para que hablen con propiedad antes de meterse con tus desarreglos hormonales.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR