CritiQueen en… 10 dolores domésticos para adultos

Famosa escena de la cremallera de 'Algo pasa con Mary'.


Hay muchas cosas que nos hacen daño en esta vida. Pero hoy no vamos a hablar de dolor psicológico o sentimental, hoy toca hablar de esos pequeños accidentes domésticos que duelen como el más grave de todos los accidentes.

Sí, gente. Los adultos no estamos exonerados de sufrir pequeños accidentes domésticos en el lugar más peligroso del mundo… Nuestras casas.

Estos son los 10 accidentes más dolorosos del universo para adultos:

1. Te estas cortando las uñas. Te despistas un momento y vas y te cortas una uña por debajo de la piel. ¡Dios, te has cortado una uña de más! Nooooooo, mundo cruel. La piel rojiza se queda al aire y duele. Duele como si te hubieras cortado el dedo con una radial de la obra. Escuece insufriblemente con cada movimiento que haces y parece que esa maldita uña no crece cuando más la necesitas.

2. Estas andando por casa tan feliz y ¡PUM! Te das un buen golpe en el dedo más delicado de tu pie: el pequeño. Todo humano se ha dado un golpe en el dedo pequeño y duele como si un camión te hubiera pasado por encima del pie. Y es que además nos suele pasar por la noche, cuando nos creemos ninjas andado en la oscuridad medio dormidos. Mal.

3. Uhm… Chicos, cuidado al subir las cremalleras de vuestros pantalones. No querréis acabar como el protagonista de ‘Algo pasa con Mary’…

4. Los folios son el enemigo número uno de estudiantes y trabajadores. Los muy miserables te rajan la piel y les encanta, es como si su máximo objetivo en su existencia fuera rajarte la yema de los dedos. Los muy diabólicos te producen un dolor estremecedor sin hacerte sangrar. No quieren dejar pruebas de lo sucedido como buenos sicarios que son. Increíble.

5. Estas cerrando un cajón y ¡ZAS! Te pillas uno de tus hermosos dedos. Duele como si un hacha te lo hubiera cortado. Es un dolor intenso que hace que te llenes de rabia. ¿Y si cambias “cajón” por “ventana” o “puerta”? Dolor máximo, rabia infinita.

6. ¿Sabes ese dolor de cuándo te estás depilando y pillas la piel en vez de ese maldito pelo? Pues eso.

7. Te estás dando una ducha y te entra jabón en los ojos. Pica, escuece, duele y parece que el sufrimiento nunca se irá. En vez de estar usando champú parece que te estás lavando el pelo con spray de pimienta.

8. No se cómo lo hacemos, pero siempre que vamos con un poco de prisa nos quedamos enganchados en los pomos de las puertas. ¡Malditos pomos!

9. Estas andando por tu casa tan feliz descalzo y ¡PAM! Pisas algo. Puntiagudo, ese algo siempre es puntiagudo. Ahhhhh, qué daño. Todo humano, con una infancia plena, se ha clavado una chincheta en la planta del pie. No aprenderemos nunca. Duele.

10. Cuando te pones a jugar a la Wii con un amigo y pasa esto:


¡Eh! ¿Te ha gustado? Sígueme en @Criti_Queen

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR