CritiQueen en… ¿Por qué la gente se disfraza?


Tengo la sensación de que a la mayoría de la muchedumbre le encanta disfrazarse y a mí sin embargo no me gusta nada. Me da igual que sea Halloween o Carnaval. Disfrazarse no mola. No digo que nunca me haya disfrazado, ni que sea malo, lo que digo es que no me gusta. Llamadme rara, aburrida o sosa, pero la verdad es que no comprendo por qué la gente se disfraza.

Estoy convencida de que a muchos de vosotros os encanta ser vosotros mismos durante todo el año, y es por eso que nosotros nunca podremos entender porque el resto de la gente tiene la necesidad de convertirse en otra cosa / persona por un día. La gente está fatal, ¿verdad?

Hay una variedad sorprendente de disfraces de chicas. De hecho lo más común es que cualquier tipo de disfraz se pueda transformar en un elemento erótico festivo añadiendo la palabra “putilla”: Policía putilla, calabaza putilla, enfermera putilla, zombi putilla, bruja putilla, monja putilla… Sí, todo súper original. No importa pasar frío, antes muerta que sencilla.

Soy una gran defensora de que cada uno puede vestir como le da la gana, y aún más para temas de disfraces. Pero es que hay personas que no saben cuál es el significado de la palabra sutileza. Hace unos años, por Carnaval, un amigo mío salió de fiesta y se encontró con dos chicas que iban disfrazadas de “buzones de Correos”. El disfraz era un vestido híper estrecho de color amarillo con una pegatina en la parte delantera en la que ponía “Correos”. Y en el culo (sí, en el culo) llevaban otra pegatina en la que se podía leer “Correos Express”. ¿Acaso un disfrazar podría ser más chabacano y de peor gusto? Os pido un aplauso por la sutileza de esas mujeres a las que no les gusta que las traten como objetos pero luego ellas mismas se exhiben como un objeto sexual. En fin…

Por su parte, los tíos también tienen una gran gama de posibilidades para disfrazarse, pero vivo con el convencimiento de que el 95% de los hombres que se han disfrazado alguna vez en la vida lo ha hecho vestido de mujer. Imagino que si lo hacen es porque A) la ropa se la pueden pedir prestada a sus madres, hermanas y/o novias; B) porque pueden vacilar al resto de tíos; y C) porque en el fondo todos quieren saber que se siente teniendo tetas.

¿Y qué decir de los niños? Remontémonos a aquellas épocas escolares en las que disfrazarse era obligatorio. Todos nos hemos tenido que disfrazar sin quererlo. Unos porque ese disfraz no les gustaba y otros porque pensábamos que disfrazarse era una gilipollez. Menos mal que las cosas han cambiado un poco y, hasta donde yo sé, ahora disfrazarse es opcional. Eso sí, para mí siempre serán mis héroes ese pequeño grupo de niños de 5º de EGB que un día de carnaval se negaron a entrar al colegio porque no querían disfrazarse. Mierda, ¡tendría que haber hecho pellas con ellos!

Vale que a tus padres les haga ilusión que te disfrazaras cuando eras pequeño… Pero que te obligue una institución, como es un colegio, manda cojones. Si tienes niños a tu alrededor, no les obligues a disfrazarse si no quieren. Créeme, no van a disfrutar del momento. No pienses que no lo hacen por vergüenza o timidez. Imagina que en tu trabajo te obligan a disfrazarte, ¿lo harías? Yo ni de coña. Pero si fuera obligatorio disfrazarme iría como cualquier otro día a trabajar y cuando me preguntarán porque no he venido disfrazada diría:

“Sí que vengo disfrazada. Vengo de Dios, porque Dios puede aparecer como le dé la gana y porque todo lo que te cuento es mentira.”

¡Eh! ¿Te ha gustado? Sígueme en @Criti_Queen

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR