CritiQueen en… Mujeres, no madres


“¡Qué se te va a pasar el arroz! ¿Cuándo me vas a dar un sobrinito? ¡Serias una gran madre! Date prisa, que el reloj biológico no perdona. ¿Cómo que no quieres tener hijos? Ya cambiarás de opinión. Si no tienes hijos te arrepentirás…” Si eres mujer, y estás más cerca de los 30 que de los 20, todas estas frases ya te serán familiares. Sí, la sociedad nos presiona para tener hijos y da igual tanto si tienes pareja como si no.  Y yo me pregunto, ¿qué pasa si a nosotras no nos da la gana que de por nuestras vaginas salga un bebé? ¿Y si no nos gustan los niños? ¿Y si simplemente no nos da la gana ser madres? Pues no pasa absolutamente NADA y ya es hora de que la sociedad lo asuma.

Ser mujer no es sinónimo de ser madre y, tal y como yo lo veo, no necesitamos que la maternidad sea el epicentro de nuestra existencia. En todo caso podría ser un anexo a nuestras vidas, pero en ningún caso es una exigencia para conseguir la felicidad. Desafortunadamente, la sociedad (o como a mí me gusta llamarla “la suciedad”) se toma demasiadas licencias para criticar nuestro cuerpo e intentar influenciarnos. A pesar de ello, estoy segura de que si luego tienes un bebé ninguno de los que se ha interesado por si llegarás a ser madre se ofrecerá voluntario para cuidar de tu hijo y mucho menos para darte 10 euros para pañales. Que irónico, todo el mundo te puede avasallar pero nadie te ayuda.

Los hombres no pueden vivir esta opresión tal y como nosotras la vivimos. Solo si un hombre tiene pareja podrá escuchar una sarta de insolencias acerca de tener hijos, pero en cualquier caso todas las miradas recaen sobre nosotras. ¿A qué no sabéis de ningún hombre soltero al que le atosiguen preguntándole cuándo va a ser padre? ¿Por qué al contrario sí pasa? Estoy convencida de que esta situación se da por el mero hecho de que somos mujeres, lo cual para mí supone un tipo arcaico de machismo. Un hombre puede ser un viva-la-vida, mientras que una mujer siempre queda relegada a ser una madre.

Eso sí, también existen parejas que no quieren tener hijos y están hartos de las especulaciones que se forman a su alrededor. Si dos personas adultas están geniales sin hijos y simplemente no los quieren, ¿quiénes somos el resto de humanos para criticarlos? Basta de decir que si no tienen hijos es porque seguro que no pueden. Venga ya… ¡Puta “suciedad”!

El mundo tiene que entender que las mujeres, al igual que los hombres, tenemos derecho a perseguir nuestros sueños y aspiraciones. Si la maternidad entra o no en nuestros planes no debería ser tema de discusión en las cenas familiares. Qué más da si una mujer no siente la necesidad de ser madre. Enserio, ¡qué más da! Yo me preocuparía más por saber si es feliz o por si lo será una vez que alcance sus sueños. De hecho, lo que realmente me inquietaría sería saber que una mujer solo aspira a ser madre en la vida. Meteos en la cabeza que las mujeres no somos incubadoras andantes, somos seres humanos muy capaces de decidir qué es lo que queremos. ¡Bienvenidos a la generación NoMo (Not Mothers)!

Hablando con la mayoría de mis amigas y amigos sobre este tema he llegado a la conclusión de que hablar sobre la maternidad no solo tendría que involucrar a la mujer, sino que también habría que tener en cuenta a la pareja (si es que la hay), la situación económica, el momento y de si estás preparada para asumir una responsabilidad de por vida. Elegir no tener un hijo es una opción tan válida como cualquier otra y no se debería permitir que ninguna mujer sea juzgada por ello. De verdad que no es egoísmo, es una elección.

Por cierto, puedo escuchar por la ventana a un bebé llorando. Me crispa los nervios. Sé que a otras ya les estaría saliendo leche por las tetas, pero sé que a otras muchísimas piensan como yo. Mujer que no quieres hijos, no estás sola. Pasa de lo que diga la “suciedad” y haz lo que te de la real gana. Y si algún día cambias de opinión no pasará absolutamente nada, solo ten en cuenta que una no se puede arrepentir de tener hijos cuando estos ya tienen 10 y 15 años. No tener hijos es una opción.

Cuidado. Este mensaje va para todas aquellas personas que se consideren pro-vida. El hecho de que una mujer no quiera ser madre no significa que no ame la vida. Aquí no hablo de abortos, hablo de que simplemente hay mujeres que no quieren tener hijos y de que su decisión es respetable. Una cosa no tiene nada que ver con la otra porque afortunadamente vivimos en una “suciedad” en la que los métodos anticonceptivos son accesibles. Pero si me preguntáis: Sí, estoy a favor del aborto. Mi cuerpo, mi decisión, me la pela vuestra opinión.

¡Eh! ¿Te ha gustado? Sígueme en @Criti_Queen

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR