CritiQueen en… Las obras de tu vecino


Hay muchísimas cosas terribles en el universo y una de las más terribles es que TU VECINO HAGA OBRAS. No importa que vivas en una casa o en un edificio, siempre tendrás cerca al típico vecino manitas que disfruta pasando los días rompiendo paredes.

No, el vecino manitas no descansa. El vecino manitas es una especie única, que después de un duro día de trabajo solo quiere llegar a su casa para ponerse la ropa más vieja que tiene en el armario y empezar a fastidiarte la tarde, o el fin de semana. ¡Cualquier día es bueno para una buena obra, y si es ruidosa mejor!

La siesta es la hora favorita de todo vecino manitas cabrón, ¡cómo les encanta empezar a taladra o a romper puertas! Y es que el vecino manitas está en este mundo para hacer lo que mejor se le da: joderte el día.

Así son los vecinos manitas, tíos y tías súper fans de Bricomania que al verte te saludan con un “ahí va la ostia pués”, fans del ruido del mazo destrozando paredes y seguidores de todo aquel aparato eléctrico diseñado para romper algo.

Ojala vivieras en Estados Unidos donde todas las casas están hechas con papel de cartulina. Piensa que tener un vecino manitas capullo debe de ser una delicia por esos lares. Pero no. Vivimos en la tierra del ladrillo y del gotelé, y a tu vecino manitas ruidoso le encanta destrozar a lo grande, le pone empezar a hacer ruido atronador los domingos por la mañana.

Pero tú le tienes que comprender. El vecino odioso manitas se pasa las noches en vela esperando que sea ya por la mañana para empezar a taladrar paredes. No les es suficiente con ver una y otra vez los capítulos de Bricomania, el mono es tan fuerte durante la noche del sábado que no puede evitar empezar a dar golpes al suelo a las 8 de la mañana del domingo.

El vecino manitas susurra al ladrillo con tanta pasión que a veces parece que están cooperando con él toda su manda de amigotes. Pum, pum, pum, pum, pum, pum, matar, pum, pum, al, pum, pum, vecino, pum, pum, cabrón, pum, pum, pum.

¿Adivinas qué está haciendo mi querido y maldito vecino manitas? Se ve que el hombre está construyendo la Sagrada Familia en su piso.

Aquí no hay quien viva… Ah, perdón, quería decir ‘La que se avecina’.

 

¡Eh! ¿Te ha gustado? Sígueme en @Criti_Queen

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR