CritiQueen en… Perreza


En este mundo hay dos tipos de personas: las que nacieron descansadas y las que nacimos cansadas y necesitamos el resto de nuestra vida para descansar. Hoy tengo “perreza”, una expresión inventada a caballo entre “perro” y “pereza”. Qué puedo decir, la mayoría de los perros me parecen muy vagos.

Los últimos estudios sobre la “perreza” de la Universidad de CritiQueen, indican que más del 90% de la población sufre de pereza, somnolencia o vagancia el 60% de su tiempo. Vamos, que somos unos vagos de mierda demasiado tiempo. Y no, no nos da vergüenza. Me apuesto un brazo a que tú también has tenido “perreza” en más de una ocasión. Sus síntomas son:

  • Respiración pausada y/o lenta.
  • Parpados cansados, pero sin la necesidad imperiosa de pestañear.
  • Mirada al infinito constantemente.
  • Posición relajada en el sofá/cama/suelo más próximos.
  • Tripa llena y/o rebosante.
  • El movimiento voluntario de cualquier musculo del cuerpo no está contemplado.
  • En la mayoría de los casos la “perreza” se da cuando se está viendo la televisión, se está con el ordenador y/o se está estudiando.
  • Mente en blanco.

Una consecuencia común de la “perreza” es querer tener poderes magnéticos sobre las cosas que nos rodean, y es que el mando de la tele siempre está taaan lejos de nosotros. Hay momentos en los que estás tan agustito y ya tienes la postura perfecta pero… ¡Te entran unas ganas terribles de hacer pis! Es en ese instante cuando empiezas a desear poder ir rodando a todos los sitios sin embargo te das cuenta de que eso supondría demasiado esfuerzo, muy contraproducente. Ojalá pudieras levitar mágicamente.

Hay gente tan “perrezosa”, tan “perrezosa” que es capaz de vivir a base de sobres de kétchup por no ir a hacer la compra. Aun tienes más “perreza” cuando es viernes por la noche y te quedas medio frito en el sofá. Tú mente te dice que estarías más cómodo en la cama pero aun así sus síntomas son tan fuertes que no eres capaz de mover ni un pelo.

En casos extremos, los “perrezosos” tienen “perreza” máxima cada mañana y se quedan una media de 15 minutos mirando al techo con los ojos como platos y sin la más mínima intención de moverse. Pero es que en casos ultra extremos de “pereza” los afectados se sientan en la taza del váter y no se levantan hasta que ambos cachetes del culo están helados.

Pero a mí ya se me ha quitado la “perreza”, al menos por hoy. Y ahora si me disculpáis hay un sobre de kétchup esperándome en la nevera.

¡Eh! ¿Te ha gustado? Sígueme en @Criti_Queen

1 Comentario en CritiQueen en… Perreza

  1. Al fin puedo dormir tranquila, tantos años dejando mi mente en blanco y con remordimientos de conciencia ; gracias ya tengo diagnóstico.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR