Delfín hasta el fin y como le gusta un croma


Para nuestra sección de Mofas históricas de esta semana, seleccionamos dos temazos (entiéndase por favor), de Delfín hasta el fin. ¿Qué por qué le dedicamos un hueco al ecuatoriano más internacional? Se lo merece. La primera vez que tuve el placer de verle a través de YouTube no sabía exactamente si es que este hombre era así o se trataba de una broma. Poco a poco entiendes que le encanta jugar con el croma y protagonizar sus videoclips con cualquier tipo de fondo, y cuando digo cualquier fondo no miento.

Letras para todos: “la gente tiene que entender que el trabajo tiene su esfuerzo”. Folk latinoamericano con organillo eléctrico y mucha pasión aderezada. Ah, y con su grito de guerra ante las injusticias: “No puede seeeeeeer”

Otra característica del cantante es su “tacto” con las grandes catástrofes. Delfín hasta el fin le canta a las tragedias y las convierte en megaéxitos como “Las torres gemelas” y “Todo hombre es un minero” (por los mineros chilenos que quedaron atrapados). No me puedes decir que esto no lo has visto.

Pero el super temazo insuperable de Delfín hasta el fin es una colaboración con Wendy Sulca y la Tigresa de Oriente. El mejor combo, triplete y tridente de la muerte de la historia de Internet.

“En Jerusaléeeen yo bailare”. El croma con varios judíos bailando de fondo le da ese toque espectacular. Quien diga que se excede con el croma es que no entiende de arte.

Y hasta aquí nuestra sección dedicada a Delfín, la semana que viene más y peor si cabe, que de eso se trata. Esperemos que os riáis tanto como nosotros y si os animáis a grabar un videoclip aprendáis de este maestro del croma y de sus letras.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR