El Saludo es cosa de Ryszard Kapuściński



¡Qué nervios! Me siento como si fuese a hablar delante de un montón de gente a la que no conozco de nada y se supone que tengo que contar algo que les tiene que gustar. Pero si no sé ni quién son… si no sé ni qué tengo que decir… ¿Qué hago aquí? Me imagino a mí misma leyendo esto y pensando ¿Qué hago leyendo esto? ¿Qué hago yo escribiendo esto?

Tranquilos, no estoy tan mal, no ando tan perdida en este lugar. Simplemente ha sido, como otras tantas, una manera de comenzar.Hi!

Ahora ya me siento más tranquila. Ya he, como se suelde decir, roto el hielo. Soy nueva por estos lares y qué menos que dedicar la primera entrada a una presentación y a una explicación de porqué estoy aquí y qué es lo que voy a hacer, más bien a contar, más bien a escribir.

De momento empezaré por el principio, por el saludo. Estoy leyendo el tercer capítulo de Ébano, de Ryszard Kapuściński. Sí, seguro los compañeros de profesión saben de quién hablo :-).

El capítulo en cuestión es La Estructura del Clan y, si me lo permitís de momento no me voy a presentar, no voy a contar sobre qué voy a escribir. Voy a saludar y voy a saludar con un extracto de ese capítulo, de ese libro.

El Saludo es cosa de Ryszard Kapuściński

“…. Por eso las gentes de aquí prestan mucha atención a la manera de saludar al visitante. Lo más importante: desde el mismísimo principio, desde el primer segundo hay que mostrarse viva y extraordinariamente contento y cordial. De modo que primero damos la mano. Pero no de una manera formal, distante y mustia sino todo lo contrario: tomando un gran y enérgico impulso, como si en lugar de estrecharle la mano al visitante quisiésemos arrancársela. Si a pesar de ello el visitante conserva su brazo intacto y en su lugar, tal cosa quiere decir que, conociendo el rito y las reglas del saludo, él también, por su parte, ha tomado un gran y enérgico impulso y dirige su mano veloz hacia la nuestra, no menos veloz. Ambas extremidades, cargadas de una energía enorme, se encuentran a medio camino y al chocar la una con la otra con un terrible ímpetu, reducen, incluso a cero, las dos fuerzas opuestas. Al mismo tiempo, mientras nuestras manos corren raudas y veloces al mutuo encuentro, sacamos de nuestro interior la primera cascada de risa, fuerte y prolongada. Esto significa que estamos encantados de vernos y que tenemos una actitud muy positiva hacia la persona con la que acabamos de encontrarnos.

Saludo en Los Simpson

Ahora empieza la larga lista de preguntas y respuestas de rigor tales como: “¿Qué tal? ¿Estás bien de salud? ¿Cómo están tus familiares? ¿Todos sanos? ¿Y el abuelo? ¿Y la abuela? ¿Y el tío?”, etc., etc., etc., porque aquí las familias son grandes y ramificadas. La costumbre obliga a sellar cada respuesta positiva con sucesivas cascadas de risa fuerte y espontánea, que, a su vez deben provocar otras cascadas, todavía más sonoras y homéricas en la persona que hace las preguntas.

En la calle, a menudo vemos a dos (o más) personas desternillándose de risa. Ello no significa que se estén contando chistes. Sencillamente, se saludan. Y cuando la risa se desvanece, eso quiere decir que el acto de saludarse ha concluido y que ahora toca pasar al meollo de la conversación o que pura y simplemente, los contertulios han parado durante un rato para dejar descansar a sus cansadas entrañas”.

Me gustó, me hizo gracia y tengo un marcador en el capítulo. De vez en cuando vuelvo a leer este fragmento. Me hace reír. Me parece poesía. Una descripción maravillosa. Cada vez que lo (re)leo me traslado al lugar de lo hechos y observo (partiéndome de risa) cómo se saludan por Kumasi.

Sirva esta primera entrada, con referencia a Ébano de Ryszard Kapuściński, a modo de caluroso saludo (esta expresión siempre me ha provocado curiosidad… ¿La mano estará caliente? ¿Quizás sudada? ¡Es broma! Es, como decía al principio, una manera de comenzar. Espero contribuir en este proyecto con mi granito de arena. Agradezco a sus creadoras que confíen en mi.

¡Seguiremos navegando! ¡Gracias por leer! :)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR