Entrevistamos a SpY: el artista callejero que te invita a pensar

Fuente: imágenes cedidas por cortesía de SpY


Últimamente hemos escuchado más su nombre, poco a poco los medios de comunicación van rindiéndose ante el arte de la calle, del que todos podemos disfrutar. Sus obras, impactantes por la forma y el significado, poco tienen ya que ver con esos trazos del artista en los 80 y 90 de Madrid.

SpY no reniega de sus orígenes, todos empezamos desde abajo, pero ahora ya no hablamos solo de graffiti, sino de obras en diferentes formatos que hacen pensar a los ciudadanos. Y lo mejor de todo es que podemos disfrutarlo, a la vista de todos en cualquier calle casi del mundo por la que viajemos.

Revista Kamikaze ha tenido el inmenso placer de hablar con él y de robarle unos minutos para entender su trabajo, lo que significa y lo que se le pasa por la cabeza a este artista que tanto ha evolucionado en los últimos años. Su persona sigue siendo un misterio…pero quizás ahí radique el encanto que envuelve tanto a SpY como a su obra.

Hablemos de su historia

Comenzaste en los 80 en Madrid, con el graffiti mas “tradicional”, spray y huyendo de la policía imaginamos. ¿Cómo te planteas esa evolución? ¿En qué momento comienzas a realizar otro tipo de piezas? ¿Cuándo incorporas ese toque de crítica y humor?

SpY: A finales de los 80 comencé a pintar graffiti atraído por las pinturas que veía en la calle.

De forma autodidacta empecé a desarrollar mis propias pinturas y a identificarme con un estilo propio, no tenía experiencia ni me había educado en una escuela de arte, pero me atraía poderosamente la idea de ver mi nombre en todos los sitios.

En esa época dedique mucho tiempo a esa disciplina, durante años pinte trenes , tags, silvers, murales…, y llegue a ser bastante reconocido en la escena del graffiti en España.

Tras años pintando graffiti, a mediados de los 90, se empezó a despertar en mí la faceta que más se parece al trabajo que estoy desarrollando en estos momentos. Mis primeros experimentos tenían la herencia del graffiti, de una manera formal seguí utilizando mi nombre casi como una excusa. Sin tener conocimiento del trabajo que otros artistas estaban desarrollando en otros lugares del mundo, empecé a promocionar mi identidad con métodos diferentes a los del graffiti, grandes carteles con mi nombre en letra de palo, modificaciones a modo de contrapublicidad en vallas publicitarias cambiando el mensaje o cambios de los nombres de las estaciones del metro para sustituirlas por mi nombre…

Supuso una evolución natural, el tránsito del graffiti al arte urbano me llevó a desarrollar nuevas ideas, quería trabajar con métodos nuevos mas allá de la disciplina del graffiti y el medio en el que mejor me desenvolvía era la calle y el ámbito urbano. 

Todos esos años de trabajo en la calle me hicieron tener un agudizado sentido a la hora de ver la ciudad como un soporte artístico con grandes posibilidades para realizar mis actuales obras de arte urbano.

Panorama actual

En tus obras actuales, ¿tienes permiso de autoridades para realizar algunos de  tus trabajos? Si es así, ¿no pierde quizás ese aspecto reivindicativo del graffiti, correr delante de la policía?

SpY: No creo que todo el trabajo tenga que ser reivindicativo, hay piezas que requieren otros procedimientos y otra economía para ejecutarlos, y las instituciones son una herramienta más para hacerlo.

La última obra que hemos podido ver son mil euros en monedas de 2 céntimos en SpY_CRISIS_Bilbao_2015Bilbao que formaban la palabra CRISIS. ¿Fue una sorpresa o tenías previsto que esto pasara en algún momento, que la CRISIS se haya “comido” tu obra?

SpY: Se premedito la pieza con la intención de que desapareciese y así fue. Aunque no pensaba que iba a ser tan rápidamente.

Con tus obras, además de dejarnos pensativos…¿qué quieres transmitirle a la gente, qué esperas remover en sus cabezas?

SpY: Me gusta generar algún tipo de reacción con mi trabajo, procuro despertar y crear una conciencia más lúcida con mis intervenciones. La ironía y el humor es una manera de hacer cómplice al receptor, crea un dialogo y hace pensar que la obra comunica algo con lo que se puede sentir identificado, son pequeños pellizcos de intención que hacen que la persona que lo recibe vea eclosionada su rutina de urbanita.

Si al transeúnte que ha visto la pieza le ha gustado, ve la obra como un acto romántico y se lleva consigo parte de la intervención.

SpY NO es el Banksy español

Muchos te han calificado como el Banksy español, y he visto que no te gusta que te identifiquen con él…

SpY: La prensa utiliza este tipo de recursos periodísticos para hacer destacar las noticias. No me siento identificado de ningún modo con este calificativo. La prensa británica me apodo como el Banksy español, y no me agradó. Supongo que la popularidad y el éxito que Banksy a tenido en estos años a creado un referente a la hora de calificar a los artistas urbanos.

A parte de su amplia trayectoria el la calle, Banksy ha dado mucho juego en los medios y estos se lo han pasado muy bien escribiendo sobre él.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si tu trabajo destaca es muy recurrente que te comparen con personajes que han destacado de un modo u otro en el panorama artístico. No tienes más que echar un vistazo al trabajo de Banksy y al mío para darte cuenta que no tiene nada que ver. Aunque utilicemos la calle como mismo marco de actuación nuestro trabajo es totalmente distinto.

¿Qué es aquello que más te lleva a crear una de tus obras? En qué te inspiras: ¿crisis, injusticias? 

SpY_wrap_CologneSpY: Cada intervención requiere procedimientos nuevos, no hay un método definido. Todas las piezas se presentan como un nuevo reto y busco la mejor manera de realizarlas. Desde la idea, la localización, la realización y producción de la obra, la documentación, el encuentro con el viandante, hasta su posterior desaparición, generalmente a manos de las autoridades competentes.

A veces el lugar me sugiere una idea, hay veces que una circunstancia social me lleva desarrollar una intervención, otras veces una idea me lleva a un lugar y otras simplemente quiero contar algo y busco la mejor manera de hacerlo.

Procuro ser receptivo al dialogo con la cuidad, que ha sido durante años el marco donde me he expresado y he comunicado mis ideas.

La mayoría de las intervenciones son autónomas lo cual implica que por lo general son no-legales. No hay un permiso institucional para hacerlas, busco la mejor opción y horario para realizarlas. Se desarrollan principalmente en las urbes, donde nacen y viven creando un dialogo con el receptor de la obra. El fin de las obras es comunicar a través de la transformación del paisaje urbano.

En el panorama artístico, ¿es posible vivir de esto?

SpY: Si, ahora el panorama artístico relacionado con el arte urbano está en auge, festivales, galerías, museos se acercan cada vez más a esta disciplina.

“Decir lo que no es para probar que lo es”

¿No te consideras un artista de verdad? (I´m not a real artist) ¿Quién es spY?13-SpY-imnotrealartist-

SpY: Las letras fueron pintadas con pintura phosphorescente que se cargaba durante el día con la luz del sol y por medio de unos focos instalados frente al edificio. Tras la carga las letras emitían luz autónomamente cuando llegaba la noche.

Esta pieza está inspirada por la obra ” Trouser – Word Piece ” 1972 del artista Keith Arnatt, en la que se presenta fotografiado en la calle con un cartel colgado al cuello con la frase I’M A REAL ARTIST.

La imagen de Arnatt está acompañada por un fragmento de la obra “sentido y percepción” en el que el filosofo  J.L Austin argumentaba que para probar lo que es una cosa, primero hay que probar lo que no es. La afirmación cuestiona en si misma ¿qué es un artista verdadero? como una meditación satírica sobre la naturaleza de lo real.

Recogí esta duda para convertirla en una rotunda negación, cuestionando así de manera irónica, el lugar de los artistas urbanos en el mundo del arte y la sociedad, e invita a su propio gremio a reflexionar sobre la instrumentalización de los artistas urbanos en los nuevos métodos de gentrificación.

Cuáles son los planes de spY de ahora en adelante, ¿qué tienes preparado?

SpY: Ahora estoy preparando 2 piezas en Bogota y Amsterdam y pronto se verán nuevas actuaciones por Madrid

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR