El negocio de Youtube ¿mito o realidad?

Youtube Autor: Rego Korosi


Qué internet está transformando las industrias culturales es un hecho. Nuevos formatos, nuevas maneras de disfrutar de la cultura al gusto del usuario y una oferta gigantesca de contenidos. Ahora se puede consumir casi de todo, cuando quieras y cómo quieras. Están apareciendo plataformas en streaming, tanto gratuitas como de pago que están cambiando el sistema de negocio.

Youtube

Photo credit: Graham and Sheila / Foter / CC BY

Youtube ha encabezado la conquista de este nicho de mercado. Puedes bucear en ella durante horas buscando todo lo que te apetezca ver en ese momento: música en directo, documentales, niños que se tiran de cabeza desde un columpio, gente que desmonta juguetes, tutoriales de belleza, videoblogs de viajes, pirados haciendo locuras, reportajes… Tienen de todo. Puedes ver millones de vídeos desde tu móvil, tablet, ordenador o televisor. A la hora que quieras. Los puedes comentar y compartir. Es mucho mejor que la televisión. Es la televisión inteligente.

Es lógico que la gigantesta Google viera el filón, la comprara y buscara la manera de hacerla rentable. ¿Cómo funciona Youtube? Invierte mucho dinero en mantener una plataforma absolutamente bestial para alojar todo contenido audiovisual que los usuarios quieran publicar. Gracias a las visitas de la gente, puede ganar dinero con la publicidad como cualquier otro medio (TV, prensa…). Paga a los usuarios que suben contenidos con una parte de los beneficios. Cuantas más visitas y suscriptores tenga un canal, más dinero se gana con él.

Google no invierte millones en crear contenidos, no invierte en marketing para buscar visitas. No lo necesita. La gente entra en su web, sube contenidos, busca lo que le gusta, cuándo y dónde quiere. Sin riesgos. Parece el negocio perfecto, pero ¿lo es? Google ya ha reconocido que de momento pierde dinero con Youtube. Los beneficios no llegan a cubrir la inmensa cantidad de dinero que cuesta mantener una plataforma tan enorme. Sin embargo, parece que tiene fe en que Youtube sea la nueva televisión del siglo XXI y lo siguen intentado.

El principal problema es que el público de Youtube es demasiado joven como para consumir lo suficiente y los anunciantes prefieren publicitarse en los medios convencionales. Así llegan a un público con un poder adquisitivo superior. Esto es en la actualidad, pero a medida que el tiempo pase y el grueso de la población seamos los nativos digitales, dentro de dos o tres generaciones quizá, ¿qué pasará con la televisión?

Ahora son todo especulaciones, pero una cosa está clara: “los menores de 20 casi no ven televisión y no creo que pasen de un modelo en el que pueden elegir cuando y donde a un modelo en el que no” afirma Txaber Allue, alma máter de El Cocinero Fiel (su canal aquí), uno de los principales canales sobre comida en España.

¿Cuál es el futuro de Youtube? “A saber. Se dice que ahora se llevan los textos largos, ahí esta Medium. Tengo mis dudas de que eso llegue a funcionar. En cambio, en radio está claro que los podcast están teniendo éxito. Escucho el programa que me gusta cuando quiero, donde quiero. Mi previsión para Youtube es que pase a la televisón y, una vez esté en la televisión, es un engorro tener que buscar un vídeo cada cinco minutos, así que creo que habrá mayor interés por los vídeos largos.” dice Allue.

Como es lógico, Youtube se ha desarrollado como una industria a parte. Se ha convertido en la principal plataforma para alojar vídeos y publicarlos en webs. Es la tercera web más visitada del mundo. Consecuentemente, las industrias culturales más clásicas (música, cine, TV) dependen de ella para promocionarse. Es una red social más. Si no estás en Youtube es que no existes.

El Rubius

El Rubius, el primer youtuber español en tener más de 10 millones de suscriptores

Ha crecido tanto que ha acabado por surgir una figura muy interesante, la del youtuber. ¿Que es eso? Básicamente, personas que se dedican profesionalmente a subir contenidos a esta web. Hay de todo: cocineros, maquilladores, chicos que juegan a videojuegos, cómicos, cortos de cine, músicos que tocan en directo, gente que graba su día a día… Hay una chica china con más de 20 millones de visitas por vídeo que se dedica a comprar juguetes y abrir las cajas delante de una cámara.

Los sueldos dependen mucho de los suscriptores por canal y de las visitas que tienen sus vídeos. Puede ir de los 100 euros hasta números de 6 cifras. Además, les pasa como a los deportistas o los cantantes: marcas de ropa, tecnología, belleza o comida se interesan en que promocionen sus productos. Son gente anónima para el gran público que ganan en publicidad más dinero que un actor de la tele. El Rubius ha sido el primer youtuber español en pasar los 10 millones de suscriptores. Factura 2,5 millones de euros al año.

Sin embargo, ser youtuber no es ningún chollo. Requiere de mucho trabajo conseguir un mínimo de suscriptores.  Cuando le preguntamos a Txaber si se puede vivir de Youtube, lo tiene claro: “Es una pirámide con una punta muy fina. Hay muchos youtubers, pero muy pocos que se ganen la vida con ello exclusivamente. Poderse, se puede y cada vez habrá más gente consiguiéndolo, pero no creo que eso reduzca las colas del paro.”

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR