Se sospecha que Diego fuera víctima de abusos sexuales

Foto: Antonio Heredia. Fachada del colegio Nuestra Señora de los Ángeles. Foto: Antonio Heredia.


Los padres de Diego, el menor que acabó con su vida el pasado octubre, siguen luchando para que la investigación sobre la muerte de su hijo no se archive. Varios compañeros del pequeño ya habían confirmado el caso de bullying al que estaba sometido en el colegio Nuestra Señora de los Ángeles (Villaverde, Madrid). Pero no ha sido hasta el 29 de enero cuando el Juzgado de Instrucción número 1 de Leganés ha decidido reabrir el caso teniendo en cuenta el testimonio de un nuevo testigo que durante la investigación anterior no había aparecido.

Según el relato de esta persona, en el centro se llevan a cabo tocamientos sexuales entre menores e incluso con la benevolencia y participación de algún profesor. Estos hechos podrían haber desembocado en el suicidio de Diego. Además medios, como El Periódico, señalan que este testigo es una mujer que compareció en los juzgados de forma voluntaria después de que el caso obtuviera bastante relevancia en los medios de comunicación.

A pesar de los nuevos hechos y de que el caso se haya reabierto, la jueza que instruye el caso ha rehusado pedir declaraciones a los profesores del colegio tal y como pedían los familiares de Diego.

El 14 de octubre del 2015, Carmen González se despertó como un día cualquiera y fue en busca de su hijo, Diego, un niño de 11 años muy maduro para su edad. Por mucho que buscó fue incapaz de encontrarlo por ningún rincón de su vivienda ubicada en una quinta planta de un barrio de Leganés. Carmen se dirigió a la cocina y vio que una de las mamparas estaba abierta. Diego había decidido acabar con su vida, su cuerpo yacía en el suelo.

Foto: Javier Barbancho de El Mundo.

Los padres de Diego con su carta de despedida. Foto: Javier Barbancho de El Mundo.

El pequeño había dejado una nota en la que se despedía de sus allegados más queridos y les pedía perdón. En ella también se podía leer claramente “No aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir”. La investigación sobre un posible caso de acoso escolar se puso en marcha, pero poco después el Juzgado de Leganés se disponía a archivar la causa alegando que no había encontrado indicios de bullying.

En diciembre del año pasado el caso de Diego se archivó y este enero sus padres presentaron un recurso de apertura alegando que no se había investigado suficiente. Además al cuerpo de su hijo se le tomaron diferentes muestras que aún no habían sido analizadas. Dichas pruebas podrían revelar sí el menor sufrió abusos sexuales, tal y como rebela el abogado de la familia a EFE, Robinson Guerrero. Incluso de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ha reunido con los padres del pequeño y gracias ella se reabrió la inspección sobre el centro educativo.

Ante los nuevos acontecimientos, el centro concertado y religioso, Nuestra Señora de los Ángeles, ha señalado mediante un comunicado “su total disponibilidad, para seguir colaborando con dicho tribunal y con las restantes autoridades administrativas y policiales en la investigación”.

Por su parte, varios internautas bajo el hashtag #NSAngelesEsInocente defienden la inocencia del centro. Incluso hay una petición en Change.org para que no se difame el nombre del colegio. Eso sí, la misma plataforma recoge otra petición para que se investiguen más casos de acoso escolar en el centro.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR