#WeMissCritiQueen: ¡que vienen los rojos!

Fuente: omicrono.com


La resaca electoral nos ha dejado un mapa político bastante revuelto. ¿Qué pasará? ¿Quién pactará o quién gobernará? Son preguntas que no podemos contestar, lógicamente, pero que los medios de comunicación se encargarán de esbozar durante estos días.

Hoy nuestra queja de lunes postelectoral se dirige a los alarmistas sociales que en estos momentos están escondiendo su dinero debajo del colchón, los que están alucinando con unos resultados que no se esperaban. La verdad es que si únicamente lees la prensa de la derechona rancia o escuchas sus cadenas de radio…¡quién en su sano juicio votaría a esta gente! los podemitas, los de izquierdas, la Venezuela de Maduro, la república bananera, etc, etc.

Harta de escuchar la palabra radical o el calificativo de extrema izquierda me planteo porqué no escuchamos jamás extrema derecha. Ya por lógica, esa repulsión que por ejemplo se profesan PP y Podemos sitúa a cada uno de los partidos en un extremo ¿verdad? Pero quizás es que la extrema derecha, la dueña y señora de los calificativos peyorativos sólo apunta con su dedo a los demás y nos intenta enseñar qué es la democracia, qué es el centro, qué es lo correcto y, por supuesto, que es lo extremo (siempre, claro está, alejado de sus siglas).

Ha vuelto a ganar el PP en número de votos, es cierto, y aunque me resulte incomprensible es una realidad. Pero el resurgir de la izquierda que ha aparecido en nuestro mapa político me resulta esperanzador. Sin meternos en la formación de gobierno, únicamente pensando en lo que el pueblo ha expresado podemos extraer varias conclusiones: CAMBIO, disminución de poder bipartidista, castigo a PPSOE, nuevas formas de política más cercanas a la gente, etc. Los resultados me dejan pensando que no está todo perdido, que somo muchos los que no hemos optado por los de siempre porque precisamente no queremos los mismo errores de toda la vida, quizás sea la hora de nuevos errores y por supuesto, de nuevos aciertos.

Me da bastante pena que nos guiemos tanto por la opinión de los grandes medios (que lógicamente son amigos de los GRANDES políticos) y que sólo veamos la paja en el ojo ajeno, aquí todos pecamos de radicalismo, ¿quién no lo es, en mayor o menor medida en sus ideas o creencias?, ¿por qué unas son aceptadas y otras rechazadas ipso facto? Evitemos la demagogia, vayamos a la raíz del asunto, escuchemos a todos y cuando digo a todos de verdad que no descarto a nadie.

Igual el discurso del miedo es un sinsentido utilizado únicamente para perpetuarse en el sillón, igual no debería haber tanto miedo a un cambio cuando las cosas no están bien. Igual no es el fin del mundo y no estamos anclados en la guerra civil ¡por favor! No juguemos con algo así, estamos casi en el 2016, no vienen los rojos, ni los azules…Eso quedó ya atrás.

Hoy mi queja es muy ligth porque está bastante llena de esperanza, puede ser utopía pero la única forma que conozco de avanzar es perseguir aquello que parece imposible. Y llegados a este punto que hablen lo que quieran, si quieren alarmarse que lo hagan, hoy en día hay más medios, más prensa, más voces que las mismas de siempre, más opciones que las ya de sobra conocidas. Por primera vez he visto varias opciones posibles y por primera vez he votado con ilusión.

Veamos qué pasa.

Por supuesto, los que no estéis de acuerdo o los que sí y queráis aportar podéis comentar lo que queráis. Es lo que nos gusta, la diversidad de opinión, encantados de leerte.

1 Comentario en #WeMissCritiQueen: ¡que vienen los rojos!

  1. Teniendo en cuenta que en este país la mayoría de la población es tirando a mayor, es más difícil que acepten un cambio, ¿por qué? porque son de la idea de “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, prefieren lo clásico porque se creen que los ven venir, y es mentira. Es cuestión de aceptar y dar oportunidades a la gente que no por ser más joven es más insensata, sin cabeza ni formación, esto es un insulto a sus propios hijos, a nosotros que lo que queremos es que nos dejen demostrar lo que sabemos hacer, lo que somos. Gente con dos dedos de frente que no queremos ver a nuestros mayores pasarlo mal, a nosotros expresarnos con claridad, y un futuro en nuestro país con nuestros padres y hermanas/os. Que nosotros ya somos una generación de democracia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR